Raquel Camaña

Estándar

raquelRaquel Camaña nació en Buenos Aires en 1883, el mismo año en que llegaba Mary Olstine Graham, una de las cuarenta y una educadoras traídas al país por Sarmiento.

Miss Mary ejercía como profesora en la Escuela Normal de La Plata, donde estudió la joven Raquel, trabando una fuerte amistad con su mentora. Luego Raquel se diplomó en la Escuela Normal de Lenguas Vivas de Buenos Aires, asistiendo luego a cursos de lógica. Dictados por Nicolás Matienzo y de psicología por José Ingenieros.

Preocupada por los derechos de la mujer, participó activamente, en 1907 del Primer Congreso Femenino del Comité Pro Sufragio Femenino.

En 1910. junto a Miss Mary. concurrió al Congreso de Higiene Escolar celebrado en París, donde presentó planes de trabajo que llamaron tanto la atención por la modernidad y valentía de sus enfoques que no sólo la elogiaron sino que llegaron a decir que ninguna otra mujer sentía más como mujer que Raquel Camaña.

Su actuación le valió asimismo ser invitada a Bélgica al Congreso de Pedagogía e Higiene y a Madrid, donde brindó una serie de conferencias en el Ateneo

En 1910 presentó también su tesis, titulada “La cuestión sexual”, que fue recibida con unánime aprobación y la recomendación por parte de la Sociedad de Higiene Pública  de que fuera incluida de la educación sexual en las currícula académicas.: Ese mismo año se postuló para la cátedra de Ciencias de la Educación Al ser rechazada su postulación a la cátedra de Ciencias de la Educación, escribió un artículo que tituló “El prejuicio social y el profesorado en la Facultad de Filosofía y Letras.

La protección a la infancia y a los desvalidos fueron ejes fundamentales de su pensamiento, por lo cual dirigió duras críticas al modelo de educación vigente. Camaña  decía:  “La escuela actual, desde el Jardín de Infantes hasta la Universidad, en nuestra Argentina y en el resto del mundo, no educa para la vida: enseña a leer, escribir y contar: hace funcionarios públicos, maestros, abogados, médicos, ingenieros, pero no se preocupa de formar al hombre-“

Esta notable pedagoga, pensadora y docente murió a la temprana edad de 32 años, en 1915. Poco después, en la colección “La cultura argentina” dirigida por José Ingenieros, se editaron dos de sus obras: Pedagogía social y El dilettantismo sentimental cuyos conceptos básicos siguen teniendo plena vigencia.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s