Susana Cattaneo: Chavela Vargas: Una mujer inolvidable

Estándar

El 17 de abril de 1919, en San Joaquín, Costa Rica llegaba al mundo esta mujer singular que fue y es un ícono de la libertad para muchas mujeres. Ese día fue la llegada de alguien que siempre decía que su vida era “irse”.
Vivió en su lugar natal poco más allá de su pubertad. Sufrió en su país la falta de afecto y reconocimiento, lo que se agravó por su apariencia masculina y sus inclinaciones a las personas de su mismo sexo, situación que nunca dejó de tener la valentía de no negar. Valentía más aún tratándose de la época en que le tocó vivir. Complicada por el rechazo en las relaciones con su entorno, que, a su vez, tampoco reconocía el talento que ya demostraba, elige a México como país de residencia.A CHAVELA
Parte hacia el extranjero sola y al principio fue presa de muchas dificultades. Logró formar parte de un grupo de mujeres de bajos recursos y tomaba el trabajo que se presentara, entre ellos, el de chofer. A veces vendía lo que podía.
Como su pasión era cantar, lo hacía sin reticencias hasta que el destino la lleva a interpretar una canción del siglo XVII, Macorina, que le permitía seducir a las mujeres que la escuchaban, cosa que ella hacía sin ninguna represión.
Se vestía de hombre, fumaba cigarros y bebía tequila mientras cantaba.
A finales de 1950, tuvo con el tema antes mencionado mucho éxito en Cuba. Por otro lado, arregló a su manera esta canción tan importante en su carrera artística. Lo mismo hizo con las rancheras. Estas se caracterizan por su carácter festivo; Chavela saca a la luz la desolación en sus letras.
Las calles la vieron muchas veces ebria, cantando, penando por el amor de alguna mujer, hasta que no tuvo más remedio-debido al alcohol- que retirarse de los escenarios. Su ausencia duró una década.
Esta mujer tan querida por muchos fue amiga de Frida Kahlo, Diego Rivera y debemos agregar que Juan Rulfo decía que era su musa.
Volvió a cantar y partió a España, donde obtuvo un rotundo éxito. Almodovar (quien la llevó a la pantalla grande) y Sabina, la admiraban.
Le fue concedida la Gran Cruz de Isabel la Católica en el año 2000 y una calle española lleva su nombre.
Después de estar en importantes escenarios, como ser el Olimpia de París, ya con cincuenta años de carrera teme perder su voz y se retira. No por ello deja sus relaciones del ambiente artístico.
Fue nombrada Candidata Distinguida por el gobierno de la Ciudad de México al cumplir 90 años.
Esta mujer entrañable retaba al público desde el escenario con su amplio repertorio. Inventaba letras para sus canciones; de ellas las más apreciadas fueron “La llorona”, “Macorina” y “Volver”.
Como sucede con las personalidades importantes y, además, queridas, un numeroso grupo de gente, esperaba en las calles, con congoja, bebiendo tequila y cantando canciones, el desenlace de la enfermedad que la llevó a ser internada en un hospital.
El domingo cinco de agosto del año 2012, a la mañana, partió a otro plano. Pero nos quedan sus canciones, su figura inolvidable, su carisma, valentía y su ejemplo de libertad.
Considero que Chavela Vargas es una mujer que colaboró hondamente para romper cadenas atadas al sexo femenino.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s