Archivo de la categoría: Susana Cattaneo: Aurora Venturini: En casa mis hermanas eran todas retardadas y yo también

Susana Cattaneo: Aurora Venturini: En casa mis hermanas eran todas retardadas y yo también

Estándar

artcattaneoEn 1922 nace en La Plata Aurora Venturini, cuyo destino fue destacarse por su escritura entregada al lector a través de numerosos libros.

Graduada en Filosofía y Ciencias de la Educación recibe en La Plata, en 1948, de manos de Borges, el premio Iniciación por su libro “El solitario”.

Fue íntima amiga de Eva Perón, autoexiliándose durante veinticinco años tras la Revolución Libertadora. En su exilio no desperdicia tiempo. Está en París y en la universidad sigue la carrera de psicología.

Hizo amistad con Violette Leduc, Sartre, Simone de Beauvoir, Ionesco, Camus y en Sicilia con Salvatore Quasimodo,

Ha escrito una cantidad de obras que sobrepasan los cuarenta libros, pero la que le da verdaderamente fama es “Las primas” que, en 2007, gana el premio Nueva Novela en un concurso organizado por Página 12, en el cual se presentaron 600 libros. Con el pseudónimo Beatriz Poltrinari, el jurado, al abrir el sobre correspondiente a dicho pseudónimo, se asombra al descubrir que la ganadora tiene ochenta y cinco años.

Obtuvo numerosos premios, entre ellos un Diploma de Honor de la Asociación de Escritores y Escritores Católicos (1969); del Fondo Nacional de la Artes (1990); De la sociedad Argentina de Escritores. Premio al mejor libro 2009 editado en España a “Las primas”.

Su padre era militante radical a quien su propio partido envía a trabajar al penal de Ushuaia; cuando se entera de que su hija se había afiliado al partido peronista, vuelve a La Plata para echarla de su casa. Su padre un día desaparece para nunca regresar.

Esta escritora argentina fue profesora de filosofía en la Escuela Normal Antonio Mendruyt de Banfield. Escribió trabajos críticos sobre poetas como Isidore Ducasse, Conde de Lautremont, François Villon y Arthur Rimbaud. También hizo traducciones por las que recibió la Condecoración de Hierro otorgada por el gobierno francés.

Escribió una nouvelle digna de mención: “Progrom del cabecita negra” que ganó el Premio Municipal de La Plata en 1973, que relata el retorno del Moncho, integrante de una familia de pocos recursos, a su pueblo natal en busca de sus raíces.

Como corolario a este muy breve escrito en homenaje a nuestra escritora, diré que he leído varias opiniones sobre el libro antes mencionado “Las primas”. Casi todas concuerdan en decir que hay una trama tortuosa, agobiante, asfixiante. Y según cómo lo miremos, puede ser así, dado que los personajes son seres retrasados, enanos, paralíticos sin control de esfínteres, etc. Sin embargo, al leerlo, he encontrado entre líneas un aire que refresca. La narradora, (que sin duda siempre es parte del que escribe) se desdobla y hace de sí misma y de los otros, críticas, a veces sarcásticas y otras muy divertidas. De manera que diré que también hay momentos en que la atmósfera sin oxígeno del libro, y a veces hasta una sintaxis rara y difícil para leer como es habitual, se vuelve libre, agradable y hasta inteligentemente cómica.

Yuna, personaje principal, se observa a sí misma, describe sus falencias y finalmente resurge como Ave Fénix. La misma Aurora Venturini dijo antes del resultado del concurso: “Sería importante que mi novela ganara, porque Las primas soy yo”.

Hoy ella tiene noventa y dos años. Tal vez sea exigente decir que espero que siga escribiendo, pero es mi deseo y sin duda el de muchos otros.

Anuncios