Archivo de la categoría: Adelia Di Carlo

ADELIA DI CARLO

Estándar

La historia del periodismo femenino tiene nombres ilustres y olvidados; de mujeres que impulsaron, a fuerza de coraje e inteligencia, una profesión hoy familiar para muchas que no saben cuánto costó a algunas congénes el derecho de publicar sus ideas en la prensa. En este siglo, una de ellas fue Adelia Di Carlo, pionera del periodismo ejercido en forma profesional y sistemática. Sus humildes comienzos se produjeron en 1907, como cronista social, en las columnas del vespertino El Tiempo, que dirigía Carlos Vega Belgrano. Adelia sólo tenía veintiún años pero pronto ganó el derecho de publicar algo más sustancioso que crónicas sociales. José Ingenieros, impresionado por uno de sus artículos, facilitó su ingreso al periódico La Argentina, donde fue notista y jefe de sección. Activa escritora, publicaba colaboraciones, folletos, libros, sobre temas diversos, aunque destacaba los problemas femeninos. Era una gran propulsora de los derechos de la mujer, que defendía con palabra encendida y pasión de justicia. Escribió también cuentos y novelas, así como poemas.

Algunos de sus títulos: La canción de la aguja, El hijo del guardabosque, Astillas de sándalo, En las viejas capillas, Cartas de amor y En espera de la hora.

Simultáneamente, colaborada en forma regular en P.B.T., La Razón, La Patria, La Mujer, El Hogar y Estampa. En Caras y Caretas lo hizo de manera interrumpida durante veintisiete años, hasta la desaparición de la popular revista. Allí sus notas y reportajes fueron fielmente seguidos por sus lectores, que admiraban en ella a la periodista avezada y a la mujer culta y sensible. Una de sus obras más trascendentes fue la fundación de la Asociación Cultural “Clorinda Malto de Turner”, cuya presidencia ejerció en forma vitalicia, durante más de cuarenta años. Fue también fundadora de otras instituciones culturales y de acción social. En 1945 propició la realización de la Exposición Interamericana del Libro Femenino, que logró gran repercusión. A partir de 1910 intervino en congresos feministas y educativos. Como militante feminista su labor fue relevante, pues no hubo campaña por la obtención de derechos para la mujer que no la  contase entre las más fervientes animadoras. En este orden debe señalarse su actuación como secretaria de la Asociación Pro Derechos de la Mujer, fundada el 4de enero de 1919. Sus conferencias y artículos apoyaban estas reivindicaciones y mantenían vigente el entusiasmo de sus compañeros de lucha. Había sido elegida candidata a “Mujer de las Américas” por la Unión de Mujeres Americanas de la Argentina cuando acaeció su fallecimiento, el 14 de febrero de 1965.

Anuncios